domingo, 30 de julio de 2017

Piscina

Hoy, como tantos días, seré feliz cuando vaya a la piscina con mis padres, mi hermana.
Da igual lo que digan los demás ni si es algo previsible. Da igual dónde nos encontremos.
Piscinaaa digo, feliz. Piscinaaaa. Salpicaré. Me tiraré.
Y al irme me despediré como hacen las personas educadas: "Adiós, piscina."

martes, 25 de julio de 2017

Secretos

Lo bueno de que mamá me lleve en la mochila muy cerca es que le puedo contar secretos de cerca. Hoy le he dicho : "Shhht! Papá es feo." Pero luego he cambiado de opinión: "Papá es guapo", pobre viejo, a ver si se va a enterar de lo que digo y se pone triste...

viernes, 21 de julio de 2017

Cumpleaños feliz

Para mi cumpleaños solo quiero unas pocas cosas:

- Cantar cumpleaños feliz.
- Jugar y saltar con Alicia.
- Comer chocolate.

Qué más puedo querer, si yo nací en el Mediterráneo...

domingo, 16 de julio de 2017

Cosas que me gusta decir cuando viajo

Boing boing boing  saltar.
A jugar BOING BOING.
Emma se ha caído pum
Pajarito se ha tirado

Hoolaaa perritooo

bonjouuuuurrr! Adéu fins demàaa!

Ya sé que soy un poco payasita pero si os fijáis un poco en mi cara igual hasta os alegra el día.

lunes, 10 de julio de 2017

El mundo


Dice mi papá que yo le enseño el mundo

le digo mira, miraaaaaaaaaaaaa

y él ve el mundo alrededor

viernes, 7 de julio de 2017

La padrina y yo

Desde aquí envío un saludo muy fuerte a mi padrina, o repadrina, que se llamaba Fermina y hoy es su santo.
Sé que desde algún lugar puede verme y oírme y seguir diciendo que soy lista y especial. Si eso ya lo dice una abuela, como todo el mundo sabe, ¡qué no dirá una repadrina, y qué no seguirá diciendo, allá donde esté!
Cada día pido hablar con ella por teléfono, después de hablar con el padrí y la yaya. No me la quieren pasar, dicen que no es posible. Pero no saben que yo sí tengo con ella un canal de comunicación secreto.

miércoles, 5 de julio de 2017

Verano

El verano ya ha llegado para quedarse.

Jugar, acompáñame. Es lo primero que digo al abrir los ojos.
Mamá, te quiero mucho, es lo segundo que digo cuando bajo con mamá de la mano y veo que en el salón, en la calle, el día nos espera.