martes, 14 de febrero de 2017

Descubrimientos y elogios

Es algo mágico hacer frases. Juntas una palabra a otra y la gente te entiende.
"Quiero agua". "Se cayó" "Bon dia mamá"  "vídeo tata"
Parece mentira lo que se emocionan los adultos cuando haces algo nuevo.
Y cuando empiezas andar ya no te digo.
En realidad hace tiempo que hacía todo esto de escondidas pero me estaba haciendo de rogar.

Es que cuando me dicen: "Muy bien, Emma" me da la risa. Que no se crean que lo hago solo por recibir elogios. Para que vean lo ridículo que suena, yo también lo digo.
"Muy bien, Emma. Muy bien, mamá".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada