jueves, 24 de noviembre de 2016

Subidón fonético

Cada vez digo más palabras. Es fácil mirar con atención al adulto y repetir con atención la forma de su boca y hablar. Se ponen muy contentos cuando imitas sus sonidos al dedillo.
Ya digo cosas tan variadas como patatita, payasita, caca, guapa, sí, no, pavo, foto, puerta...
Y por supuesto mis palabras favoritas: papá (pronunciada con guasa), mamá (con voz de mimo y súplica), tata (con alegría, siempre)... y agua (con pasión desaforada... y es que todo vuelve siempre al agua, el agua siempre está al inicio y al final del camino).

No hay comentarios:

Publicar un comentario