domingo, 24 de enero de 2016

Ohlalà!

Paris es el único lugar del mundo donde puede ser hasta poético echarse una pedorreta al lado del río. Eso me sorprende, y también que cuando abro mi boquita de piñón y mis ojitos para mirarlo y entenderlo todo me dicen que parece que esté diciendo "Ohlalà!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario