lunes, 16 de noviembre de 2015

Ratos

A veces me gusta mucho que me cojan en brazos y me mimen y acaricien.
Otras veces prefiero que me dejen muuucho espacio libre, y patalear a gusto, y que pase el aire entre mí y la gente, entre mí y el mundo.
Pero lo que casi siempre quiero y casi nunca me sobra es la teta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada